Las 7 aptitudes que todo buen profesor de inglés debería tener

Seguramente tengas recuerdos de algún profesor en particular que te daba clases cuando eras niño/a o adolescente, un o una docente que te inspiró de alguna forma o simplemente con el/la que disfrutabas en cada lección. Y es que un buen profesor puede marcar la diferencia para un estudiante si consigue conectar con él y transformar la materia en algo interesante y relevante para este.

Como es un buen profesor de inglés

Para ser un buen profesor, independientemente de su especialidad, son necesarias ciertas habilidades concretas, pero ¿cuáles son exactamente? En el proceso del aprendizaje de una lengua nueva como es el inglés, es fundamental que el docente facilite al máximo al alumno o alumna la asimilación de los contenidos.  En esta entrada te contamos 7 de las características que todo profesor o profesora de inglés debería tener para considerarse un/a buen/a docente.

  • 1. Con conocimiento amplio y sólido sobre la lengua

    Quizás esta primera característica o aptitud es la más lógica y obvia para un profesor de inglés, pero es necesario mencionarla ya que no es lo mismo saber inglés que enseñarlo a una persona que no lo habla. El profesor de inglés ideal es el nativo, con conocimientos sólidos de gramática, pronunciación, vocabulario y expresiones propias del lenguaje.

    Además debería ser una persona formada en la docencia, capaz de aplicar métodos de enseñanza eficaces y acordes con las necesidades de aprendizaje propias de sus alumnos, por ejemplo, los niños aprenden inglés más rápido en comparación con los adultos. Las personas que quieran dedicarse a enseñar inglés deben tener la titulación mínima de enseñanza de idiomas expedida por las instituciones competentes.

  • 2. Capaz de identificar y valorar las necesidades de sus alumnos/as

    Un profesor de inglés que se precie debe ser capaz de identificar cuáles son las necesidades de los/as estudiantes que acuden a sus clases ¿Necesitan mejorar la expresión oral o escrita? ¿Qué nivel tienen? ¿Se están preparando para un examen oficial de idiomas? Con una evaluación previa, el docente debería ser capaz de aplicar técnicas personalizadas para uno de sus alumnos o alumnas. Esta atención personalizada para el estudio de inglés será de gran ayuda para que el estudiante consiga sus objetivos de aprendizaje de la manera más eficaz posible.

  • 3. Alguien con creatividad y ganas de enseñar

    A muchos alumnos, tanto adultos como adolescentes, ir a clases les puede parecer un castigo, sobretodo si vienen de una jornada laboral intensa. Aprender inglés (o cualquier otra lengua) requiere de mucho trabajo, tanto en las clases como fuera de ellas, pero ¡no solo el alumno debe trabajar!

    Parte del trabajo del profesor es hacer que sus clases de inglés sean amenas y divertidas a la vez que educativas, por ello un buen docente debe ser creativo y preparar actividades o enfocar las clases de manera diferente. Poniéndole un poco de imaginación, una clase rutinaria puede transformarse en una lección interesante y motivadora que hará que el alumno entre a clase con una sonrisa.

  • 4. Una persona paciente

    Los profesores también son humanos y por ello, en algunas ocasiones, pueden sentirse frustrados o poco motivados con ciertas situaciones que pueden darse en las clases: alumnos distraídos, con pocas ganas de trabajar o que requieren de más atención. Pero un buen profesor es una persona paciente, que sabe que serlo forma parte de enseñar. Por ejemplo, un profesor de inglés responderá a las preguntas de sus alumnos/as tantas veces como sea necesario y sinó, encontrará el modo de que la clase entienda la cuestión. Es fundamental que el profesor deje esto claro a sus alumnos, así seguro que nadie se irá de la clase con dudas a casa.

  • 5. Alguien con empatía con sus alumnos

    El aprendizaje de una nueva lengua es sin duda algo muy satisfactorio pero en ocasiones puede resultar desmoralizante, sobretodo para el perfil de alumno que nunca ha estudiado inglés, lleva demasiado tiempo sin estudiarlo o que es nuevo en la clase (que puede sentirse atemorizado en un primer momento). Un buen profesor de inglés debe tener la habilidad de aplicar ciertas técnicas para que los alumnos pierdan la vergüenza, se sientan cómodos en clase y puedan sacar todo lo mejor de ellos mismos.

  • 6. Una persona dispuesta a escuchar

    En el aprendizaje del inglés es fundamental dominar una de las four skills: la comprensión y expresión oral. Por ello, en las clases de inglés por lo general el profesor o la profesora intenta hablar siempre en inglés (o en el idioma que se esté enseñando) para que los alumnos vayan educando el oído en la nueva lengua.  El buen profesor de inglés puede identificarse como aquél que anima a sus alumnos tanto a practicar su gramática como la compresión auditiva, su expresión oral y escucha a sus alumnos con el fin de corregir y enseñar a que estos mejoren en el aspecto oral del idioma.

  • 7. Una persona que motive y fomente el aprendizaje fuera de clase

    Como hemos dicho anteriormente, estudiar inglés es un proceso que requiere de tiempo y esfuerzo: el aprendizaje no acaba una vez se sale de clase. Es importante que el profesor anime a sus alumnos a estudiar en casa y a profundizar en la lengua haciendo usos de recursos, técnicas y métodos de apoyo para aprender inglés. El uso de estos recursos ayudará al alumno a progresar rápidamente en el conocimiento y aprendizaje del inglés, lo que posteriormente facilitará mucho la tarea en clase.

Si estás en la búsqueda de una academia o de un profesor particular para aprender de inglés, es complicado saber si esta se adaptará del todo a tus necesidades. Pero te aseguramos que si en ella encuentras a un profesor o profesora con algunas de estas características ¡estarás en buenas manos!.

Comments