¿Por qué los niños aprenden inglés tan rápido?

Parece evidente que los niños tienen una capacidad para aprender inglés mucho más alta que los adultos. Pero no solamente inglés, sino que sus posibilidades cognitivas en general son mucho mayores.

aprender inglés rápido

Las conexiones neuronales son las responsables de este hecho. Estas redes neuronales aumentan desde que el niño nace hasta que cumple los cuatro años, donde alcanza su plenitud. En estos primeros años, el cerebro de los niños establece una serie de conexiones a una velocidad que jamás volverá a alcanzar en la edad adulta. Por lo tanto, podemos afirmar que los motivos para aprender inglés desde niño son numerosos.

Según Noam Chomsky, profesor de lingüística de la Universidad de Massachusetts, resulta evidente que los pequeños tienen una capacidad mucho mayor para aprender e interiorizar diferentes idiomas al mismo tiempo de la que tienen los adultos.

Uno de los principales problemas que aparece en los adultos a la hora de aprender idiomas, es que en ellos se produce una sensación de torpeza o vergüenza a la hora de practicar lo aprendido. Los niños, por norma general, carecen de este sentimiento, y eso les ayuda a avanzar practicando e interiorizando el lenguaje de una manera mucho más eficaz. Los pequeños no analizan de una manera tan exhaustiva como suena su inglés o el de sus compañeros y esto les hace desinhibirse mucho más que a los adultos.

Por norma general, los adultos tienden a aprender de una manera más eficaz un idioma cuando se integran en una sociedad que habla dicha lengua, por una cuestión de pertenencia. Sin embargo, por un tema cultural, les es difícil despegarse de su lengua materna. En los niños esto tampoco pasa.

Cuando un pequeño aprende inglés desde sus primeros años de vida, integra el idioma de manera prácticamente inconsciente, desarrollando el mismo tipo de habilidades que con su idioma nativo. El proceso de aprendizaje es además mucho más natural, ya que se va desarrollando a la vez que su idioma nativo, pasando de estructuras sintácticas muy simples y evolucionando hasta manejar sintaxis más complejas.

Por todo lo expuesto hasta ahora, podríamos concluir que es altamente recomendable matricular a nuestros hijos en clases de inglés para niños. Este contacto desde los primeros años de vida facilitará un desarrollo del lenguaje similar a su lengua materna. Además, crecer dominando dos o más idiomas fomentará el aprendizaje de otras materias.

Desde Monumental School te invitamos a conocer nuestros cursos de inglés, donde los pequeños estarán en contacto con profesores nativos y aprenderán con métodos altamente eficaces

Comments