BLOG

Beneficios de tener un compañero para practicar inglés 

Beneficios de tener un compañero para practicar inglés

En ocasiones cuando estudiamos un idioma podemos sentirnos solos durante el proceso, y más concretamente si estudiamos por nuestra propia cuenta y no conocemos a nadie que estudie lo mismo que nosotros. Desde Monumental English School hoy os expondremos varios beneficios de tener un compañero para prácticas inglés, para las personas que se sienten de esta forma. 

Tener un compañero/a de estudio nos puede resultar muy útil para motivarnos y poder alcanzar nuestros objetivos de estudio.

Beneficios de tener un compañero para prácticas inglés

 

Estamos más motivados

Cuando tenemos el apoyo y sobre todo el ánimo de una persona que conocemos y que comprende las dificultades que conlleva aprender un idioma, este hecho puede marcar la diferencia respecto a la motivación con la que nos enfrentamos a un objetivo. Estudiar con un compañero o un amigo hace que dejemos de aplazar el estudio para más adelante, aumenta nuestro compromiso junto con nuestros objetivos, y sentimos mucha más responsabilidad tanto con nosotros mismos como con la otra persona.

Si tenemos logros y metas comunes, es mucho más probable que nos esforcemos para no decepcionar a nuestro amigo/a o compañero/a. También nos resulta mucho más fácil realizar un seguimiento de los plazos de entrega de tareas de clase o de los objetivos que tengamos marcados para el autoestudio. Si alguno de los dos se olvida de algo, el otro estará ahí para recordarlo.

 

Compartimos nuestros conocimientos

Si contamos con un compañero o compañera de estudio, podemos compartir todos nuestros conocimientos con esa persona, y a la vez, tendremos a alguien con quien poder hablar y consultar nuestras dudas si no entendemos alguna cosa. Puede ocurrir que, por ejemplo, a ti se te dé muy bien la pronunciación  y tu compañera se desenvuelva mejor con la gramática. De esta forma podemos trabajar en equipo para ayudarnos mutuamente en los temas que nos resulten más complicados del idioma.

Tener un compañero/a con el que podamos estudiar, nos da la oportunidad de poner las ideas que tenemos en común, compartir apuntes, y comentar sobre las temáticas de las clases. También nos permite compartir técnicas y experiencias de estudio que a cada uno nos hayan resultado efectivas.

 

Tener alguien en quién apoyarnos

Cuando tenemos bastantes dificultades con una tarea que nos han mandado en clase o con un tema en particular, si a nuestro lado tenemos una persona que nos conoce y en la que confiamos para poder hablar de ello, podemos reducir considerablemente el estrés que nos provoca dicha situación. Podemos crear juntos una jornada de estudio para comprometernos a trabajar de manera constante y así también ponernos una meta conjunta.

En los momentos en los que nos sentimos desmotivados/as, es mucho más fácil salir de esa mala situación cuando tenemos a alguien con quien hablar de ello, que nos puede recordar por qué es importante que sigamos con nuestro estudio a pesar de las dificultades que nos puedan surgir.

Nos ayuda a practicar

Estar acompañado de alguien con el que estudiar inglés es realmente positivo, ya que podemos interactuar con el idioma, e incluso escribir un blog en inglés cooperativo o también escribirnos por WhatsApp para así practicar mucho más el idioma.